Es épico, te deja casi sin saliva desde el segundo 0 hasta que finalmente se acaba inesperadamente. Y lo peor es que solo dura apenas unos 40 segundos. Épico, épico... señoras y señores, están a punto ...