Si ver luchar en un combate de bolas de nieve a Lara Croft contra La Princesa Leia te pone cachondo o sencillamente muy, muy caliente, amigo, tienes un serio problema. Que te lo miren, en serio.