Odio al mundo y el me odia a mi

Hay una época de la vida, conocida como adolescencia, en la que crees a pies juntillas esto de “Odio al mundo y el me odia a mi”. Pero eso solo es una ilusión. Luego pasa el tiempo y descubres que era cosa tuya y de tus hormonas. Eso si, hay casos que confirman la regla de uno entre un millón. Y este adolescente la cumple. Cuando ya parecía que no le podía pasar nada mas…

Esta web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies